Vall de Boí

Donde los pirineos tocan el cielo
            

Sant Joan de Boí

Sant Joan de Boí es la iglesia que conserva el mayor número de elementos arquitectónicos del primer momento constructivo que se produce en la Vall de Boí, en el siglo XI.

En Sant Joan de Boí, de planta basilical (como Sant Climent y Santa Maria), destaca el conjunto de pinturas murales que se encontraron decorando el interior de las naves con escenas como La lapidación de San Esteban, Los Juglares o el Bestiario.

En la última restauración se quiso dar a la iglesia un aspecto lo más similar posible al que debía tener en el siglo XII; con este objetivo, se enfoscó el interior y se hicieron cópias de todos los fragmentos de pintura mural conservados actualmente en el MNAC.

Es aquí donde mejor podemos entender qué función desempeñaban las pinturas y cuál era el aspecto original de estas iglesias.

Cómo llegar: 

Iglesia situada en la Plaza del Treio del pueblo de Boí. Aparcamiento a la entrada del pueblo, a mano derecha. Hay servicios públicos.

Horario: 

De 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00 (hasta las 20.00 julio y agosto)

Apertura: Todos los días del año (Cerrado el 1 de enero, el 25 de diciembre)

Visita guiada - CONSÚLTALAS AQUÍ